Actividades de Consolidación

Se utilizan fundamentalmente con el objeto de personalizar el proceso de enseñanza – aprendizaje y describir como se construye el conocimiento. Consideramos que es este un material de suma importancia ya que es el puente de unión entre el proceso colectivo de trabajo y el proceso individual del aprendizaje.

La posibilidad de trabajar actividades de consolidación permite, a través de ejercicios y tareas diferenciadoras atender los diferentes niveles de desempeño de manera que los alumnos puedan combinar las formas de trabajo individual y colectiva, autoevaluar y co-evaluar sus avances.

Los ejercicios deben ser graduados de manera que le permitan al alumno avanzar hasta el nivel de profundidad y desempeño deseado. La elección de los ejercicios debe ser acorde al nivel de desempeño del grupo.

Las actividades de consolidación desempeñan un importante papel dentro del proceso enseñanza – aprendizaje ya que:

Posibilitan lograr con mayor acercamiento a la realidad del aprendizaje del alumno, la fijación de los conocimientos, desarrollo de las habilidades, hábitos y capacidades, así como modos de actuación.
• Propician la atención a las diferencias individuales acorde con el diagnóstico tanto inicial como de proceso.
•Permiten materializar la interdisciplinariedad y la contextualización del contenido, y así poder apreciar la utilidad del mismo para la vida.

Hay que buscar en el contexto, actividades que les permitan valor el contenido del aprendizaje obtenido.

A continuación se sugieren algunas actividades de este tipo:






Practica realizada por los alumnos del diplomado en competencias de la enseñanza de las ciencias en educacion basica



Collage



Actividad de Consolidación


Actividades de Motivación

Desde diversas posiciones teóricas e investigaciones recientes se enfatiza la importancia de atender tanto a los componentes cognitivos como a los componentes motivacionales implicados en el aprendizaje.
Es decir, para aprender significativamente, el estudiante tendría que saber qué hacer, cómo hacerlo, pero además deberá desarrollar su metacognición para conocer cómo está actuando en cada situación y cómo corregir sus acciones si es necesario.
Burón ,( 1996) plantea que debería darse un ‘giro en la instrucción’, para que ésta no sólo consista en enseñar contenidos disciplinares, sino que se dedique también a enseñar a los alumnos a desarrollar estrategias eficaces de aprendizaje.
Alonso Tapia (1995) sugiere que la motivación parece incidir sobre la forma de pensar y con ello sobre el aprendizaje. Parece probable entonces que el estudiante motivado seleccione y realice actividades por el interés, curiosidad y desafío que éstas le provocan, estando dispuesto a aplicar un esfuerzo mental significativo durante la realización del aprendizaje, a comprometerse en procesamientos más ricos y elaborados y en el empleo de estrategias de aprendizaje más profundas y efectivas (Lepper,1988).
En cambio, parece más probable que un estudiante desmotivado se comprometa en ciertas actividades sólo cuando éstas ofrecen la posibilidad de obtener recompensas; además, es posible opten por tareas más fáciles, cuya solución les asegure la obtención de la recompensa.
Otro de los constructos vinculados a la motivación es el relativo a la valoración de las tareas, ya que cuando las perciben como interesantes pueden conducir al estudiante a involucrarse más en el propio aprendizaje y a utilizar estrategias cognitivas
Los sentimientos o creencias de autoeficacia del estudiante también influyen en la selección de tareas que hace para alcanzar sus metas.
Otro de los conceptos que suele vincularse con la motivación es el de creencias de control del aprendizaje, que alude al grado de control que los estudiantes creen tener sobre su propio aprendizaje .

Lectura recomendada: Motivación y uso de estrategias en estudiantes universitarios. http://www.um.es/analesps/v19/v19_1/11-19_1.pdf




Estrategias de MotivaciÓn a Inicio o Durante La Clase

Lectura Sugerida:

www.iberomat.uji.es/carpeta/noticias/56_juanj_Fonseca.doc